Las redes y el café


Que los seres humanos somos una especie social es un hecho de la causa muy difícil de refutar. Finalmente, desde la construcción de nuestra personalidad, la imagen de nosotros mismos, hasta la construcción de sociedad, familia, proyectos, trabajo, etc. El relacionarnos con otras personas y generar redes de apoyo resulta esencial para un crecimiento armónico y efectivo de nosotros mismos y aquello que queremos hacer realidad.


La próxima semana inicia un ciclo de seminarios sobre emprendimiento que realizaré para la Universidad Santo Tomás en varias regiones de Chile, y uno de los puntos sobre los que conversaremos dice relación con la capacidad de generar redes que permitan apoyar y concretar los proyectos de quienes emprenden. Apropósito de ello surge esta reflexión, pues en la actualidad la capacidad de generar nuevos contactos pareciera tender a una cifra ilimitada.


Las nuevas tecnologías y la fuerte presencia de redes sociales vía internet ha abierto un mundo de interacciones que personas insospechadas y que antes quizás no hubiéramos tenido forma de conocer, interactuar y construir proyectos juntos. Desde amistades, relaciones de pareja, negocios y gratos momentos se construyen en este mismo instante en cientos de pequeños “espacios” en internet, permitiendo que incluso los más solitarios puedan contar decenas o cientos de “amigos” virtuales.


Con la utilización de estas nuevas plataformas pareciera crearse frente a nosotros la ilusión de estar más acompañados que nunca antes en la historia, y de contar con muchas personas que pueden ser claves para nuestros proyectos (y nosotros importantes para los suyos) al alcance de un simple click. Pero algo ocurre que esto no se traduce de manera tan simple en la dimensión de carne y hueso en que nos movemos día a día ¿entonces qué hacer?


En términos de construir nuestras redes de apoyo, probablemente podamos considerar que “todo vale”, sin embargo, pareciera existir una instancia que no ha logrado ser reemplazado y es el cara a cara. ¿De qué nos sirve tener listas interminables de contactos en nuestros celulares y cientos de amigos en Facebook si nadie sabe cuándo estamos bien o mal?… el verdadero vínculo y la relación que nos hace más ricos emocional y socialmente se da frente a frente y al calor de un grato encuentro.


Personalmente siempre he sido de la política de invitar a mis redes virtuales a tomar un café presencialmente. A conocernos y compartir un instante la construcción de vínculo que puede terminar en insospechados y maravillosos proyectos. De atrevernos de pasar de la conversación online a la offline y con ello descubrir la cara y las ideas del mundo de alguien más que tal vez puede ser la persona que haga la diferencia en aquello que tenemos en mente, o mejor aún, el amigo o amiga que nos acompañará en otra parte del viaje. Entonces, ¿Cuándo tomamos un café?

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

+562 2632 5042

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png