La mejor historia de uno mismo


Desde antes de nacer se vienen contando historias de nosotros. Ya sea porque nuestros padres nos soñaron y esperaron con ansias e imaginaron nuestros nombres y nuestra forma de ser, o porque al enterarse de que vendríamos en camino se pusieron acentos en ciertas partes de nuestras historias de concepción que marcaron lo que posteriormente hemos hecho en nuestras vidas.


Claramente, hay quienes recibieron desde siempre historias más positivas que otras. No fue lo mismo para aquellos esperados, buscados y creados con amor y entrega, que aquellos que sin ser esperamos y muchas veces no deseados, aparecieron en la vida. Ni hablar de quienes a su haber sólo han sabido de situaciones vulnerables y de abandono.

Con frecuencia podemos observar como de forma inconsciente esas historias han marcado nuestras vidas y nos han entregado el “tablero” sobre el que jugaremos nuestras piezas.


En ocasiones dichos tableros nos permiten crecer, desarrollarnos y concretar todo aquello que nos proponemos porque nos han cargado de posibilidades y buenas concepciones de nosotros mismos y de todo aquello que somos capaces. Sin embargo, en otras ocasiones los relatos que hemos recibido de nosotros mismos, y aquellos que hemos integrado, inventado y buscado confirmar, nos entregan un débil y pobre reflejo de lo que realmente somos, hasta el punto de pararnos en un mundo que no ofrece grandes perspectivas para nosotros.


¿Es posible cambiar esta situación?, la respuesta es un rotundo SÍ!!! Tenemos que comenzar a cuidar aquellas cosas que nos decimos, así como las que dejamos que otros nos digan y determinen. Nadie debe tener el poder de marchitar con sus palabras aquellas semillas que podemos germinar. No tenemos que darle en el gusto a nadie, ni para bien ni para mal, pues finalmente la vida que llevamos día a día es nuestra y no ha sido hecha para complacer las expectativas del resto.


Comenzar a tratarnos y decirnos aquello que queremos sentir en nuestras vidas. Dejar de ser las víctimas en nuestra propia película, para pasar a ser el protagonista que todo lo puede y logra. Dejar de convencernos de aquello que “no podemos” o de aquello que“no es para nosotros”, porque ha sido un velo mentiroso que no nos ha permitido alcanzar cada uno de nuestros sueños y crecer de manera insospechada para ser la persona que queremos, que anhelamos y nos espera a la vuelta de la esquina. La mejor historia de uno mismo la podemos comenzar a escribir hoy mismo. Y tú ¿cuándo empiezas?

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

+562 2632 5042

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png