La frustración


Hay personas, situaciones, relaciones y proyectos en la vida que nos despiertan el deseo y la motivación necesaria para dar lo mejor de nosotros, para entregarnos por entero brindando aquella versión más esmerada de nosotros mismos, e incluso ponernos manos a la obra para corregir aquellas dimensiones de nosotros mismos que sabemos necesitan una mantención y redirección.


Existen cosas en la vida que nos motivan claramente, que nos hacen sacar fuerzas, paciencia, ideas, entrega que quizás nunca antes habías puesto para que algo en nuestras vidas resultara de la mejor manera.


A veces hemos dado incluso más de lo razonable pero pareciera que justo en esos momentos todo nuestro entorno (incluso quien recibió nuestra entrega) cerraron los ojos y cayeron en un bloqueo perceptivo y queda esa sensación que el esfuerzo fue en vano, que no sirvió de nada o peor aún, que causó el efecto absolutamente contrario al deseado. El resultado de eso suele ser la frustración.


Sentir que todo el esfuerzo no ha valido la pena es una sensación que podemos llegar a sentir con una frecuencia eventualmente desagradable. Finalmente, aunque nuestros fines sean altruistas, todas las personas esperamos algún tipo de resultado de nuestros esfuerzos, principalmente si estos han sido brindados con una entrega y pasión movilizadora de alta importancia para nosotros.


Cuando esto ocurre quizás es el momento de parar un poco, mirar la escena y tomar lecciones. Quizás tan sólo es bueno para salir a caminar y pensar en cualquier cosa. En algunas ocasiones simplemente soltar el cuerpo y dejar que salga esa rabia y emoción derivada de la frustración que se ha sentido.


Finalmente, todas las personas necesitamos un espacio, ya sea físico, emocional o psicológico que nos entregue cobijo para cuando nos toca volver con las manos vacías luego de una jornada de casería, o bien, volver mal herido luego de una hazaña que hemos creído vale la pena emprender.


La frustración es parte de la vida, al parecer total y absolutamente infalible, pero siempre se viene otro día y algo que valga la pena para ponerse de pie y seguir adelante.

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

+562 2632 5042

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png