Gratitud: una actitud que transforma vidas


¿Cuál es tu actitud más frecuente durante el día? Muchas personas pasan sus días principalmente basados en la queja y la insatisfacción, pareciera ser que sus vidas están llenas de males y pesares que llegan unos tras otros sin cesar. Otras personas son expertas en exigir condiciones, derechos, servicios, beneficios y hasta afectos para sí mismos, haciendo valer todo aquello que entienden como “su derecho”.


Sin embargo, ni la queja permanente ni la exigencia constante abren un espacio de encuentro tan amplio y profundo como la actitud vital de ser agradecidos. ¿Qué significa vivir con gratitud? Significa valorar todo aquello que nos rodea, que nos ocurre, que hacemos, etc… es tener una visión valorativa de la vida. Quien se queja tan sólo es capaz de ver aquello que no le gusta o buscar las falencias que pudieran existir en su vivir. Quien exige no valora lo que recibe porque lo entiende como un derecho adquirido y no como un regalo.


Vivir con gratitud significa dar gracias incluso por aquello que nos parece malo y triste en un momento, porque entendemos que a partir de ello tendremos nuevas experiencias y aprendizajes que nos posibilitan ser mejores personas y seres humanos más completos e íntegros. Ser agradecido incluso de aquello que no entendemos con claridad es algo difícil, porque pone a prueba nuestro optimismo y nuestra fe de que cada cosa que vivimos es un regalo para hacer de nosotros una versión mejorada de nosotros mismos, aunque sea un pequeño aspecto que podamos trabajar.


Construir una visión nueva que nos permita mirar al mundo, a los demás y a nuestras propias vidas de manera que nos otorgue la posibilidad de valorar las cosas, y se abra nuestra visión a aquellas vivencias que nos entregan una experiencia nueva de aprendizaje para ser mejores. Eso es lo que veremos cuando aprendamos a vivir con gratitud, no es una labor del todo simple, pero sí es del todo posible.


¿Qué lograremos si vivimos con gratitud? Al ser agradecidos y valorar a los demás y nuestras circunstancias, seremos capaces de atraer mejores actitudes de los demás, de ser valorados de la manera en que nosotros valoramos nuestra vida y a los otros y con ello se abrirán las puertas que estaban cerradas y esas que nunca soñamos que estarían disponibles para poder entrar en ellas. Una actitud de gratitud libera, valora y nos otorga un nuevo espacio de entendimiento de nuestra vida, y con ello, nuevos puentes de encuentro con los demás.


¿Y tú prefieres quejarte, exigir o ser agradecido?

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png