Felices Fiestas

Ya es 24 de diciembre. ¡Qué rápido ha pasado el tiempo!. Millones de personas esta noche celebrarán Navidad y muchos otros Hanukkah, en tan solo una semana estaremos comenzando un nuevo año y el 2020 seguro traerá grandes momentos, nuevas experiencias, desafíos, aprendizajes y tantas cosas más que estamos prontos a descubrir.


No podía terminar mi jornada de hoy sin darme un instante para enviar y compartir este mensaje. Sin importar si nos conocemos de forma personal, por medio de redes sociales o por cualquier otra vía, te quiero decir tres cosas de forma muy breve y directa.


La primera de ellas, es que deseo de todo corazón que esta noche y los días que nos quedan de este año 2019 pueda ser un tiempo para compartir con las personas que llenan tu corazón, que aumentan la amplitud de tu sonrisa y que te traen emociones de disfrute y bienestar. Si por alguna razón esto no es así, espero que pronto puedas encontrar los espacios e instancias que reconstruir los vínculos o darte los tiempos para compartir con quienes realmente importan en tu vida, que no te conformes con lo que hay, porque sin duda que hay mucho más reservado para ti.


En segundo lugar, te quiero agradecer por leer, compartir, comentar y estar del otro lado de este año que ha sido intenso, con altos y bajos, y que de forma muy genuina he compartido contenido que está en mi mente y mi corazón, siempre con la ilusión de que pueda ser de utilidad para alguien más que esté pasando por alguna situación de vida en que de pronto una palabra, una reflexión, una idea, pueda anidar en su interior y ayudarle a que florezcan nuevos tiempos.


Finalmente, te quiero desear un 2020 con propósito. Que la abundancia entre un hogar en ti, que la grandeza se expanda desde tu corazón y pueda tocar la vida de quienes te rodean. Todas las personas somos un faro para otros, y podemos llevar una luz que lleve a otros a perderse en el mar de asuntos de esta vida actual, o ser quienes dan un destello que ayudan a otros a llegar a puerto. Que delicado es pensar que uno está en la orilla, cuando algunas veces estamos simplemente parados en un pedacito de roca en medio de la nada, y comenzamos a invitar al resto más por necesidad de nuestro ego que por otra cosa. Que el 2020 sea un tiempo de crecimiento, de decisiones, de implementar los sueños, de encontrar una misión que vaya más allá de la propia satisfacción o el hedonismo de lo humano, para que podamos, cada uno en su tiempo y proceso, estar cada día un poquito más cerca de lo divino que repleta nuestro ser de plenitud y sentido.


Te mando un gran abrazo y te deseo unas felices fiestas.

Isaías.

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png