El valor de la libertad

Una de los atributos que tenemos los seres humanos, tal vez uno de los pocos que tenemos de forma constante en nuestra vida, es la libertad de escoger nuestras decisiones y acciones. Es cierto que muchas veces nos convencemos que "no podemos" elegir algo diferente a lo que hacemos, pero la verdad sea dicha, siempre podemos escoger, aunque no siempre estamos dispuesto a pagar el precio que tiene hacer uso de nuestra libertad.



Es dado lo anterior, es decir, el costo percibido del ejercicio de nuestra autonomía, que muchas personas prefieren vivir culpando a las otras personas o las circunstancias de todos aquellos resultados, principalmente los que considera como desfavorables, logrando así eludir la responsabilidad personal. Es cierto que vivir con menos responsabilidades sobre nosotros mismos y el entorno que nos rodea, puede brindarnos la sensación de "viajar con menos peso" por la vida, sin embargo, también esto nos genera la idea de indefensión, quedando a disposición de las circunstancias, los deseos de los demás o la simple suerte.


Si realmente deseas avanzar en tu proceso de crecimiento personal, evolucionar en tus resultados y comenzar a construir de forma consciente la vida que realmente deseas, tal vez sea momento de considerar "pagar el precio" que tiene la libertad de hacer lo que te hace sentido y llegar a tus metas internas, y ese precio es la responsabilidad de nuestras elecciones, sin importar si las consideras grandes o pequeñas, sino que cada una de ellas, desde las cosas más cotidianas como lo que comes, la forma en que vives, tus hábitos sociales, tu foco productivo, los ingresos económicos, la higiene personal, y cualquier otra área de la vida que se venga a la mente. En cualquier plano tienes libertad de elegir lo que sí y lo que no, de volver a revisar aquellas creencias que te hacen sentir prisionero de los acuerdos tomados en el pasado o de tener cumplir con las expectativas de las otras personas.


Hoy te quiero invitar, tal como lo hice en el live de ACTIVA MENTE (ver aquí), a que puedas hacer un alto y revisar donde están puestos tus compromisos y hacerte cargo de tus decisiones, acciones y las externalidades de éstas. Tenemos derecho a cambiar de opinión, de tomar nuestras capacidades y usarlas con otro foco y para un nuevo horizonte, tenemos la autonomía de elegir dónde, cuándo, qué y con quiénes vivir nuestros días, y de todas esas decisiones somos autónomos. No tenemos el derecho de dañar o decidir por otros, pero sí de elegir el curso de nuestra vida.


Si eliges usar tu capacidad de autonomía, entonces recuerda pagar el "precio" de la responsabilidad, porque toda acción tiene impactos y de ellos somos responsables, así como lo somos de hacer de nuestro existir algo que podamos decir que valió la pena ser vivido.

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png