Baby Boomers, “X” y Millennials: tres generaciones en un mismo espacio laboral


La conjunción en una zona de trabajo de la generación  Baby Boomers, “X” y Millennials es un fenómeno que tendría que enriquecer los espacios laborales. Nadie dice que es una situación de convivencia fácil y que tampoco se ve de manera seguida, pero es una gran oportunidad para potenciar los negocios y el mismo mercado.


De esta manera, y desechando la brecha etaria, encontrándose en ese espacio de trabajo se pueden reactivar la creatividad y la productividad, y es un buen ejercicio para convivir y compartir experiencias, ya que hay una complementación y un aprendizaje entre sí.


Eso sí, hay que desglosar lo que significa cada una de esas generaciones: los Baby Boomers se encuentran entre los 50 y 60 años; la “X” contempla a los que tienen entre 30 y 40 años; y los Millennials se agrupan entre los que tienen entre 20 y 30 años, la generación menos experimentada laboralmente.


Además de la productividad ya mencionada, se instala un espacio relevante para el diálogo y el intercambio de vivencias. La manifestación de los Millennials, por ejemplo, aportaría en la innovación dentro del espacio laboral y la estimulación del mismo desempeño. También ayudaría a fomentar la no discriminación en los trabajos: todos y todas tendrían la posibilidad de desarrollarse y dar lo mejor de sí para llevar a cabo las funciones laborales. Es una oportunidad para fusionar el talento, la creación y la proactividad.


Cada vez habrán más empresas que tengan esta realidad, y ocurrirá no solo en las grandes firmas, sino que también en las pequeñas y medianas, y esto responde a una realidad del mercado del trabajo y al gran número de personas que se suman al mundo del laboral, junto con quienes ya están más cerca de la jubilación, pero que son activos y muy capaces. Esa riqueza debemos saber usarla y canalizarla a favor de todas las personas.


Las empresas tienen esta variedad de generaciones trabajando juntas pero es algo que aún está lejos de ser una situación mayoritaria; sin embargo, es una realidad que sigue en crecimiento. Además, esta situación trae la necesidad de tener políticas de integración cultural al interior de las organizaciones para sacar al máximo partido a estas miradas diversas.


Otro aspecto de interés es que se puede lograr implementar una co-tutoría. ¿Qué significa esto? Que los Baby Boomers pueden entregarle herramientas y capacitar a aquellos más jóvenes. De esta forma, no solamente el trabajo de enseñar es del jefe, sino que se puede armar un grupo fuerte liderado por él o los más experimentados del espacio laboral.


Definitivamente esta “triada” contribuye en la mejoría y la expansión de nuevos proyectos, y en recuperar la confianza en las empresas reconectando con la predominancia del factor humano en todo su esplendor.  Una fórmula que de todas maneras debiera implementarse con fuerza y convicción en nuestro mercado.

Ver la publicación en El Mostrador

CONTÁCTAME

mail@isaiassharon.com

Avenida Apoquindo 5950,    Las Condes, Santiago de Chile

SÍGUEME

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • LinkedIn - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • iTunes - círculo blanco
  • SoundCloud - círculo blanco

ESCRÍBEME

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono LinkedIn
  • White YouTube Icon
Logo_Isaías_Sharon_Blanco_.png